Archivo

Archive for the ‘Educación’ Category

Serie de Dibujos Animados Discapacitados en Inglaterra

agosto 1, 2011 1 comentario


Nick Park, un caricaturista ganador del Oscar, creó una revolucionaria serie de dibujos animados que incluye a seis animales que sufren alguna discapacidad motriz con el objetivo de fomentar entre los chicos el respeto a las diferencias.
La nueva serie está teniendo un fuerte impacto entre los británicos y fue apoyada por el premier británico, Gordon Brown, quien felicitó a su autor “por su creatividad y por su sensibilidad”.

Tres de los personajes están en silla de ruedas: ellos son el puercoespín Peg, la babosa Spud y el perro Brian.También aparece la tortuga Tim, con muletas, el perro salchicha Flash con dos ruedas en su parte trasera y el insecto mantis religiosa Slim, que camina con un bastón.

Los personajes fueron creados todos con plastilina, siguiendo el ejemplo de los famosos caracteres de Wallace (un excéntrico inventor inglés) y Gromit (su perro labrador), la desopilante pareja que ha participado de tres cortos animados de treinta minutos y un largometraje.

La serie forma parte de una campaña nacional para sensibilizar sobre el tema de la discapacidad, especialmente a los más chicos, ya que narra las historias de discapacitados, la relación de éstos con el resto de la población y sus problemas cotidianos.

La serie tiene además de una faceta de concientización, un costado de humor, como es el caso del perro salchicha Flash, quien aparece en el programa tratando de hacer deportes de alto riesgo como el “bungee-jumping”, sin tener en cuenta que dicha actividad le será algo complicada.

“Esta campaña ha ayudado a ver el tema de distinto modo. La idea de utilizar a personas con discapacidades reales para crear a los personajes y otorgarles una voz, le ha dado una increíble veracidad a la serie”, destacó el animador.
La campaña comenzó en Inglaterra el pasado 14 de noviembre y además puede seguirse a través de Internet en el sitio web: http://www.creaturediscomforts.org/

EducaJuegos

Excelente recopilación de Juegos para aplicar en alumnos con NEE y con los más pequeños.

La Educación es Todos

junio 29, 2011 1 comentario

CEBE Perú – Holanda

Educación Inclusiva

Reportaje: NAPA

Identidad en Red

diciembre 10, 2010 2 comentarios

Dime qué dices y qué publicas y te diré quién eres

A raíz de la amenaza de fraudes por internet, la proliferación de correos falsos, envío de spam y publicidad no solicitada y un largo etcétera; hoy ya todos empezamos a tomar precauciones para proteger nuestros datos privados. Sin embargo, qué tanto nos hemos preocupado por nuestra identidad en red, esa que hemos ido formando con los datos de nuestro perfil pero también con cada foto donde aparecemos, cada comentario, página, canción, twitt, etc. que vamos dejando cada día y que reunida permite tener una idea bastante clara de lo que somos, nos gusta y solemos hacer.

Veamos a continuación algunas situaciones que podrían parecer inocuas pero que en algunos casos podrían traernos más de un problema:

Ser parte de la red de un amigo. Cuando aceptamos ser parte de la red de un contacto debemos saber que estamos dejando abierta la posibilidad a los otros miembros de la misma red a entrar en contacto con nosotros, por eso es muy importante configurar la privacidad de nuestros datos. Si por ejemplo, soy miembros de la red de X, puedo tener acceso a su lista de “amigos” y ver toda la información que hayan publicado si no han tenido la precaución de resguardarla y aún en este caso, podré ver sus fotos de perfil (y guardarlas) y enviarles algún mensaje.

Ser etiquetado en una foto. Inevitablemente nuestra imagen está en fotos que no nos pertenecen y al parecer, el exhibicionismo es un requisito de las redes sociales. Así, es muy probable que estemos en la red sin siquiera saberlo y de la misma forma más de una vez nos toparemos con fotos que con seguridad los protagonistas hubieran querido no mostrar. Imaginemos que salimos de paseo y nos toman una foto no comprometedora pero si un tanto penosa (durmiendo en el auto, por ejemplo) y no tienen mejor idea que incluirla en un álbum de Facebook, la vemos y para no “quedar mal” la comentamos con cierta gracia (y resignación), grave error, al hacerlo la hemos mostrado a todos nuestros contactos porque “comentar” es parte de nuestra “actividad” en la red.

Publicar una foto personal. De la misma forma en que “bajamos” imágenes cada vez que estamos elaborando un material, cualquiera puede hacer lo mismo con nuestras fotos sean de nuestro cumpleaños, familia o vacaciones. Si esto es alarmante, más lo es el hecho de que una vez descargada podría ser manipulada y vuelta a publicar. Esta práctica no es una probabilidad lejana, si no más común de lo que imaginamos, ejemplo de ello es el ciberbullyng o acoso en red que muchos niños y jóvenes sufren. Por tanto, piense que sus fotos ya no serán suyas (o solamente suyas) desde el momento en que las publique en la red.

Hacer clic en “me gusta”. Cuando indicamos que una aplicación, imagen, comentario o cualquier otro contenido nos gusta, inmediatamente estamos prestando nuestra imagen (e identidad) para que esa aplicación o sitio nos incluya en su lista de publicidad y seamos parte de anuncios como: “A Fulanito le gusta esto”, “A 1.546 personas les gusta esto” y a partir de ese momento cualquiera podrán acceder a esa lista de “pulgares arriba”.

Usar aplicaciones de Facebook. Desde hace un tiempo y a partir de la posibilidad de publicación de aplicaciones por terceros, constantemente recibimos invitaciones para probar ¿juegos?, ¿pasatiempos? como: Los rasgos de personalidad por mes, Social Fun, Colecciona sonrisas, Preguntas y respuestas, Abre una galleta de la suerte, etc. que además de solicitar los datos de nuestra información básica (para enviarnos más publicidad), nos piden invitar a usarla a todos nuestros contactos y así formar una red viral de usuarios. Pensemos en que ninguna de esas aplicaciones se ha producido únicamente para divertirnos, si no con un fin práctico y utilitario.

Estas son solo algunas situaciones que nos deben llevar a pensar bien qué publicamos y qué no nos conviene publicar. En momentos como los actuales, donde los secretos son ventilados como noticias y ya no de boca en boca (como un antiguo chisme) si no a una velocidad incontrolable, ser cautos es la única opción.

Si usted es docente y en su red de “amigos” ha aceptado a sus alumnos o ex alumnos, sea doblemente cuidadoso; piense en la imagen que ellos tienen de usted y que deben seguir manteniendo también en los medios virtuales.

Si usted es padre o madre de familia y sabe que sus hijos son parte de una red social (es casi seguro), interésese por saber qué contenidos comparte, quiénes son sus “amigos”, si los conoce a todos personalmente, si son de la misma edad, etc. Una recomendación que ya he mencionado anteriormente, es la de colocar la computadora en la sala o en un espacio común para toda la familia y no en la habitación de cada hijo/a; de esta manera, podremos estar más atentos a su actividad en la red.

En conclusión, de la misma forma que cuida su imagen en la vida real y cotidiana, hágalo también en la red porque hay muchas personas (más de las que usted cree y conoce) que con intención o no, tienen acceso a todo lo que usted es, a ese “alter ego” que lleva su mismo nombre.

Enlaces de interés

Sexting.es: Material didáctico para la prevención del envío de imágenes con contenido sexual entre jóvenes

PantallasAmigas: iniciativa para la promoción del uso seguro y saludable de las nuevas tecnologías y el fomento de la ciudadanía digital responsable en la infancia y la adolescencia.

Seguridad en las Redes Sociales: Blog informativo con abundante información sobre este tema.

Cuidado con la webcam: Web para la prevención de los riesgos asociados a las cámaras web

Cuida tu imagen on line,  ¡Piensa antes de publicar!

Kontusdatos, Aventuras de Reda y Neto: Cuidando los datos personales

Netiquétate: Netiqueta joven para redes sociales

Autor: Lic. Ingrid Romero Manco

Enlace

Desarrollando Procesos Lúdicos

octubre 26, 2010 Deja un comentario

El juego es una actividad que se utiliza para la diversión y el disfrute de los participantes, en muchas ocasiones, incluso como herramienta educativa.

Los juegos normalmente se diferencian del trabajo y del arte, pero en muchos casos estos no tienen una diferenciación demasiado clara.

Normalmente requieren de uso mental o físico, y a menudo ambos. Muchos de los juegos ayudan a desarrollar determinadas habilidades o destrezas y sirven para desempeñar una serie de ejercicios que tienen un rol de tipo educacional, psicológico o de simulación.

La primera referencia sobre juegos que existe es del año 3000 a. C. Los juegos son considerados como parte de una experiencia humana y están presentes en todas las culturas. (Fuente: Wikipedia)

Sabemos que el jugar permite desarrollar muchas capacidades y habilidades y en especial para los alumnos con Necesidades Educativas Especiales por eso a continuación les brindamos una Web con una recopilación de juegos y lo más importante gratis.

Educacion Virtual Inclusiva

septiembre 21, 2010 Deja un comentario

Nuevas posibilidades de educación se presentan en la actualidad, las TIC han permitido un avance significativo en la educación virtual y si brindan posibilidades para la Inclusión, nos parece fantástico… a continuación un ejemplo de esto.

Contribuir a la inclusión educativa de personas con discapacidades física y sensorial, mediante las TIC para el acceso a los procesos de educación formal e inclusión sociolaboral

Sensibilizar a la comunidad académica en cuanto al impacto de la inclusión educativa en los aspectos psico, socio, afectivo y familiar generados por la puesta en escena de este programa .

Escuela Inclusiva

septiembre 21, 2010 Deja un comentario

Escuela inclusiva es aquella, que ofrece a todos sus alumnos las oportunidades educativas y las ayudas (curriculares, personales, materiales) necesarias para su progreso académico y personal. La inclusión no puede reducirse a una simple cuestión curricular, organizativa o metodológica; la inclusión es más que todo eso, es una manera distinta de entender la educación y, si se quiere, la vida misma y la sociedad; se trata más bien de una filosofía, de valores. Pero lo fundamental es un cambio de enfoque, el que propugnamos, el fomento de la resiliencia

En el siglo XXI la problemática de la discapacidad sigue atrapada entre la indiferencia y el proteccionismo. Pese a que el principio de la normalización de las personas con discapacidad se gestó y dio frutos desde mediados del siglo XX, todavía no tratamos normalmente a las personas con discapacidad y propiciamos que tengan condiciones anormales de vida, (aunque lo hacemos para darles el trato especial que “necesitan”).
El rótulo de discapacitado supone disminución, y la palabra en sí puede predisponer a una connotación negativa de la persona, reconociéndose a la misma con un sentido que puede resultar hasta peyorativo. La expresión “es un discapacitado” muchas veces define a todo aquel al que se lo “diagnostica” como deficitario en algún aspecto. De esta manera, nos detenemos sólo en lo que alguien no puede hacer, debido a que sus propias facultades lo limitan para ello, sin contemplar la posibilidad de que esta persona pueda estar capacitada para algún o muchos tipos de realizaciones
En las calles, en la escuela, vemos personas que usan sillas de ruedas para trasladarse, que hacen señas para comunicarse, que usan bastones blancos para saber por dónde ir, o que “tienen” síndrome de Down. Con la misma fugacidad con que miramos un semáforo o sacamos el boleto del colectivo, estas personas quedan invisibilizadas para nosotros. Es probable que ese instante en el cual vemos y no vemos a la vez, se relacione con una máxima de la buena educación: no se debe mirar fijo ni hablar sobre “los defectos” de las personas que son diferentes. Esta invisibilidad, que es casi indiferencia, genera exclusión y segregación de la persona con discapacidad.
Los mecanismos de exclusión y segregación también se ponen en marcha cuando las familias y las instituciones de las que participan las personas con discapacidad hacen por ellas lo que podrían hacer por sí mismas; cuando los sobreprotegen en vez de concederles la dignidad del riesgo. Se los “cuida” por ser discapacitados y esto, paradójicamente, los hace más vulnerables. La discapacidad motriz, la discapacidad sensorial y la discapacidad mental reciben tratos diferentes una de otra; el grado de visibilización y minusvalía varía según el contexto y la disposición social hacia la inclusión de cada diferencia, (y no solo de las diferencias). Continua…

Sociedad Peruana de Resiliencia

Documento Completo