Archivo

Archive for the ‘Capacitación’ Category

Síntomas Clásicos de Autismo

Enlace

Escuela Inclusiva

septiembre 21, 2010 Deja un comentario

Escuela inclusiva es aquella, que ofrece a todos sus alumnos las oportunidades educativas y las ayudas (curriculares, personales, materiales) necesarias para su progreso académico y personal. La inclusión no puede reducirse a una simple cuestión curricular, organizativa o metodológica; la inclusión es más que todo eso, es una manera distinta de entender la educación y, si se quiere, la vida misma y la sociedad; se trata más bien de una filosofía, de valores. Pero lo fundamental es un cambio de enfoque, el que propugnamos, el fomento de la resiliencia

En el siglo XXI la problemática de la discapacidad sigue atrapada entre la indiferencia y el proteccionismo. Pese a que el principio de la normalización de las personas con discapacidad se gestó y dio frutos desde mediados del siglo XX, todavía no tratamos normalmente a las personas con discapacidad y propiciamos que tengan condiciones anormales de vida, (aunque lo hacemos para darles el trato especial que “necesitan”).
El rótulo de discapacitado supone disminución, y la palabra en sí puede predisponer a una connotación negativa de la persona, reconociéndose a la misma con un sentido que puede resultar hasta peyorativo. La expresión “es un discapacitado” muchas veces define a todo aquel al que se lo “diagnostica” como deficitario en algún aspecto. De esta manera, nos detenemos sólo en lo que alguien no puede hacer, debido a que sus propias facultades lo limitan para ello, sin contemplar la posibilidad de que esta persona pueda estar capacitada para algún o muchos tipos de realizaciones
En las calles, en la escuela, vemos personas que usan sillas de ruedas para trasladarse, que hacen señas para comunicarse, que usan bastones blancos para saber por dónde ir, o que “tienen” síndrome de Down. Con la misma fugacidad con que miramos un semáforo o sacamos el boleto del colectivo, estas personas quedan invisibilizadas para nosotros. Es probable que ese instante en el cual vemos y no vemos a la vez, se relacione con una máxima de la buena educación: no se debe mirar fijo ni hablar sobre “los defectos” de las personas que son diferentes. Esta invisibilidad, que es casi indiferencia, genera exclusión y segregación de la persona con discapacidad.
Los mecanismos de exclusión y segregación también se ponen en marcha cuando las familias y las instituciones de las que participan las personas con discapacidad hacen por ellas lo que podrían hacer por sí mismas; cuando los sobreprotegen en vez de concederles la dignidad del riesgo. Se los “cuida” por ser discapacitados y esto, paradójicamente, los hace más vulnerables. La discapacidad motriz, la discapacidad sensorial y la discapacidad mental reciben tratos diferentes una de otra; el grado de visibilización y minusvalía varía según el contexto y la disposición social hacia la inclusión de cada diferencia, (y no solo de las diferencias). Continua…

Sociedad Peruana de Resiliencia

Documento Completo

Sentimientos de la Familia ante un Hijo con Discapacidades

septiembre 3, 2010 5 comentarios

Lo primero que deseo es aclarar el término discapacidad, ya que no es mi interés que por una interpretación adecuada del mismo pueda herir los sentimientos de alguno de los presentes.
El término “discapacidad”, aceptado por la Real Academia Española, significa falta de habilidad en algún área específica, de lo que también se desprende que un individuo con una discapacidad posee mucho para dar en el entorno al que pertenece.
De esta forma evito utilizar el término minusvalía (menos valor), inválido (sin valor), o incapacidad (sin habilidades).
Con respecto al tema que nos reúne no debería comenzar a hablar sobre el impacto en la familia del nacimiento de un niño con problemas. Por eso me pareció más adecuado comenzar el tema con el momento en el que los padres reciben la información sobre la discapacidad de un hijo.

Sentimientos de los padres ante la información del problema
Frecuentemente esta situación ocurre en unos padres que ya padecen cierto nivel de confusión y desorientación. Su buena percepción les dice que algo no anda bien y comienza una largo camino por médicos de familia, pediatra, neurólogos, psiquiatras o psicólogos, quienes (y sin culparlos) dan información como “ya va a pasar”, “son celos del hermanito”, “es un niño sobreprotegido”, “es un problema emocional” o “va a pasar solo con el crecimiento”.
Si bien estos comentarios pueden generar una falsa tranquilidad, en unos meses nuevamente se encuentran reconsultando ya que no solo aquellos síntomas que preocuparon la primera vez no desaparecen, sino que se agregan nuevo, entre ellos la pérdida de alguna habilidad que ya había adquirido.

El momento
El momento en el que finalmente un profesional comunica a los padres sobre el problema suele ser vivido y recordado como una situación muy dura y desgarradora, difícil de superar y de olvidar. Esta situación, verdaderamente “dolorosa y resquebrajante” conlleva una serie de emociones, reacciones, y actitudes que merecen especial interés, ya que la desinformación sobre los propios sentimientos generalmente genera mayor conflicto, culpa, y desmoronamiento del sistema familiar.

La noticia
La noticia sobre la discapacidad de un hijo suele generar una reacción muy grande y con potencial agresivo (descomunal), surge un conflicto entre la situación que toca vivir y los recursos con los que se cuenta (desproporcionado), y aparecen inmediatas consecuencias que afecta tanto a padres, hermanos, como abuelos (desequilibrante).
Lo que ocurre verdaderamente en el momento de recibir el diagnóstico es una crisis, interpretando la crisis como aquella situación en la que la persona se ve obligada a enfrentar una dificultad sin los medios para resolverla.
Es un momento terriblemente crítico en el que se ven derrumbadas todas las expectativas normales frente a la llegada de un hijo, o sea un conflicto entre lo deseado y la realidad. Por otro lado la situación no permite tomarse un tiempo cómodo para encajarla y adaptarse, por el contrario exige una adaptación instantánea para atender el problema.

La repercusión
Más allá de los efectos que se producen en los padres y que recientemente comenté, la situación afecta a la familia en forma completa, lo que podríamos llamar “situación de crisis familiar” que conlleva algún grado de desorganización y desajuste que afecta en el plano estructural, organizativo, emocional, y experiencial. Lo anteriormente descrito se corresponde más con la dinámica interna de la familia, pero es muy evidente el efecto que la situación genera en la dinámica externa, o sea a las relaciones de la familia con el exterior: relaciones con otras personas, proyectos sociales, económicos y festejos familiares, responsabilidades de los hijos, y responsabilidades laborales.
Variables que afectan la situación de crisis
Hay dos variables que afectan en forma directa a la situación de crisis, tanto en forma cuali como cuantitativa, estas son:
1- Tipo de trastornos, sabemos ya cuales son las características del SR (cronicidad, evolución, tratamiento, afectaciones concomitantes, etc).
2- Características previas del sistema familiar (tipo de relación, clima emocional, capacidad de adaptación, nivel de cohesión entre los miembros, capacidad organizativa).

Reacciones comunes frente al diagnóstico
La familia ante la situación de crisis, al igual que cada miembro en forma individual, experimenta una serie de sentimientos, muchas veces reprochables, incontrolables, e imposibles de comprender. Muchas veces estos sentimientos se apartan del sistema de creencias de la persona, lo que hace que los oculten, los nieguen, o los rechacen, incrementando aun más su dolor y el aislamiento. Hay que comprender que en situación de crisis los sentimientos, las emociones no se juzgan, sino se acompañan.

Reacciones y emociones más frecuentes

Negación
Esta reacción es la que podría explicarse con la frase que todos debemos haber experimentado alguna vez “a mi no me puede estar pasando esto”, y es frecuentemente ésta negación la que lleva a aceptar primeros diagnósticos más sutiles y de mejor pronóstico.

Enfado
Es un sentimiento que aparece rápidamente tras la negación y al darse cuenta que el mecanismo anterior comienza a ser insuficiente. En menor o mayor grado nadie se salva de ser alcanzado por el enojo, desde los profesionales que son los primeros que dan la noticia, los cónyuges entre sí, los abuelos. Es un enojo que surge de los sentimientos de impotencia, de la incapacidad de poder explicarse una realidad tan angustiosa, del miedo.

Miedo
Esta es una emoción inmediata, frecuente y normal ante una situación desconocida. Más específicamente en esta situación, el miedo surge de un sin fin de preguntas que no pueden responderse: interrogantes sobre el futuro, sobre la capacidad de autovalerse en la vida, posibilidades de estudiar, y finalmente la preocupación por quién se hará cargo cuando los padres ya no estén. También es frecuente el miedo al rechazo, o como puede afectar la situación a los hermanos.

Culpa
Este es uno de los sentimientos más frecuentes y más torturante. Comienzan a hacerse planteos sobre que hicieron y dejaron de hacer, a replantearse si durante el embarazo hicieron lo correcto, o comienzan a buscar algún acontecimiento al que puedan asociar la situación (golpes en el embarazo, algún golpe del niño en la cabeza) y que fueron considerados como de escasa importancia, dando lugar ahora a la culpa y al remordimiento.

Confusión
Surge por la gran cantidad de información recibida en muy poco tiempo, un sin fin de interrogantes, prisa por comenzar alguna acción terapéutica, palabras nuevas, búsqueda de información, dudas, etc. Esta emoción tiene sus manifestaciones a nivel somático (corporal) con tensión muscular, alteraciones del sueño, cansancio, dificultades de concentración. También surge la irritabilidad, y la incapacidad para tomar decisiones. Paralelamente comienzan a entrar en su privacidad una serie de personas extrañas hasta el momento (médicos, terapeutas, psicólogos, psicomotricistas, etc.) a los que no los une ningún vínculo afectivo anterior.

Desilusión
Es un sentimiento que surge al ver los padres no concretado un proyecto de acuerdo a los parámetros sociales que usamos para decir si algo es exitoso o no. Es una situación que los padres pueden llegar a sentir contra su orgullo personal.

Rechazo
Es un sentimiento frecuente pero que a su vez genera en quien lo siente más culpa y remordimientos, empeorando aun más la crisis. El rechazo puede ir dirigido a los profesionales que dieron la información, hacia la pareja, y hasta el mismo hijo, siendo muy frecuente el deseo de muerte para el niño.

Momentos de las diferentes crisis
Bien el momento del diagnóstico es el de mayor impacto, nuevas situaciones de crisis surgen a medida que pasa el tiempo, y es bueno saber para anticiparlas y asumirlas con mayor integridad.
Estas crisis suelen ocurrir al momento de plantearse la posibilidad de escolarizarlo o no, en la adolescencia, cuando los padres se hacen mayores.

Tipos de reacciones del vínculo familiar
Como reaccionan los padres entre sí al problema es de gran importancia, ya que de eso dependerá en buena parte el equilibrio y el bienestar de la familia, incluyendo a los otros hijos si los hay.
Criar un niño con discapacidades inevitablemente genera conflictos y tensión entre los padres.
Por otra parte la reacción de la madre y del padre suelen ser diferentes, así como la madre suele ser más activa y resolutivas, aunque suelen reaccionar más emocionalmente. Los padres suelen mostrar mayor preocupación por el futuro y el bienestar a largo plazo.
Otras veces la madre o el padre puede dedicarse excesivamente a la atención del niño, olvidándose de la pareja y las necesidades del otro.
Es también importante mencionar como afecta a cada hermano en forma individual y como afecta la relación entre ellos. Las reacciones más frecuentes son la de ocuparse del hermano discapacitado asumiendo roles que a veces llegan a estar más allá de las capacidades de su edad, otras veces disfrutan y se enorgullecen al observar como se producen avances y aprendizajes por ellos ejercidos. Suelen tornarse más maduro, altruistas, y humanitarios.
También pueden presentar sentimientos negativos, comenzando por los celos al notar que un hermano discapacitado demanda más atención, cuidados, visitas médicas y gastos. Otras veces se les hace difícil enfrentar la situación frente a amigos y compañeros, temiendo el rechazo o la burla
Los abuelos siempre están involucrados en este sufrimiento, no solo por el nieto con una discapacidad, sino también porque se hacen cargo del sufrimiento de sus hijos.
Hasta aquí fui enumerando los sentimientos más frecuentes que sufre la familia frente al diagnóstico de un problema crónico en un hijo, esto no significa que todas las familias tengan que presentar los mismo sentimientos o reaccionen de la misma manera.

Como afrontar la situación y formas de ayuda
Existen una serie de recomendaciones y consejos que pueden ser de utilidad para Uds., se que nada de o que voy a comentar es una novedad, sin embargo creo que vale la pena reordenar estas posibilidades y dedicarles algo de tiempo para ver si estamos en el camino correcto, y atendiendo las necesidades de la familia y de nosotros mimos.

NO SE AISLE

Busque contactar con otras familias con problemas semejantes
Es una herramienta excelente. El poder compartir una experiencia dolorosa con alguien que sabe de que va el tema es algo que aligera muchísimo la dolora carga del impacto, nos llena de esperanza, y nos permite ver como más con el paso del tiempo las cosas se acomodan y uno puede ver a unos padres felices y organizados frente al conflicto. Evite aislarse y quedarse solo. No solo es bueno para Ud. comunicarse con otras familia, sino que a demás generará mucho bienestar tanto en aquellos a quienes permite la actitud de ayuda como en la ayuda que Ud. podrá brindar a otras familia.
Exprese sus emociones, comunique sentimientos
Muy frecuentemente las parejas adoptan posturas de encerrarse en el dolor individual, el padre intenta mostrarse fuerte para ser un soporte de su mujer, porque cree que ella necesita un acompañante fuerte y poderoso. Mientras que la mujer necesita un compañero dulce y comunicativo, al ver esa postura fuerte y autosuficiente, le genera más aislamiento y dificultad para acercarse y compartir emociones. La mujer y el hombre tienen fortalezas diferentes, y son efectivas siempre y cuando sean complementarias. En todos los casos evite actuar como Ud. cree que al otro le gustaría, primero pregunte y luego actúe.
Comunicación con otros familiares
Esta comunicación que debe ser fluida y abierta, que incluye una alta expresividad emocional debe extenderse también a otros miembros de la familia, especialmente otros hijos, abuelo, y también amigos cercanos. Esto nos va a permitir detectar las necesidades de cada uno, y nos posicionará en una postura accesible para los demás.

MANTENGASE INFORMADO

Acuda a su médico
Solicite a su médico de confianza toda la información que necesite, pregunte todas las veces que sea necesario, no se sienta en inferioridad de condiciones por más simples que le parezcan las preguntas.

Busque e investigue
Existen un sin fin de posibilidades para mantenerse actualizado sobre el tema, internet, bibliotecas, sistemas de búsqueda de terminología médica, grupos de padres, etc, a los que Ud. puede dirigirse y solicitar información.

Solicite apoyo no médico
De acuerdo a las creencias personales, de una u otra forma el componente espiritual o religioso siempre interviene y nos lleva a nuevos y diferentes planteamientos. No dude en acercarse a un miembro de su iglesia, templo, sacerdote, rabino, etc. para recibir de él toda la ayuda que necesita en estos momentos.

Servicios
Intégrese a una asociación de padres, los mayores logros en este tipo de problemas se realizan a través de los grupos de padres, tanto a nivel de soporte emocional como de infraestructuras y aspectos legales.

ORGANICE INFORMACIÓN

Lista de preguntas
Cuando acuda al médico especialista, psicólogo, psicomotricista, etc. recuerde llevar una lista de preguntas. El momento de la entrevista suele generar tensión y a veces la memoria nos falla en esos momentos.
Organice la información
Realice una carpeta con todos los estudios de su hij@, diagnósticos, tratamientos, diferentes profesionales que intervienen, etc. Tenga este material siempre actualizado y si es posible por duplicado.
También es recomendable que tenga un cuaderno donde vaya apuntando todos los cambios que Ud. observe en su hij@ en el día a día, que después podrá comentar con el personal terapéutico.

Aprenda nuevas palabras
De pronto Ud. se encontrará en medio de un montón de términos nuevos y a veces hasta difíciles de recordar, pero que deberán pasar a formar parte de su lenguaje cotidiano. No dude en preguntar que significa cada palabra que no comprende y haga una lista de cada una de ellas con su correspondiente explicación. No se sienta menos por esto.

RECOMENDACIONES POSITIVAS

Contactos
Mantenga contactos con aquellas personas (amigos, consejeros, familiares, etc.) que son para Ud. una fuente de energía y sentimientos de esperanza y optimismo.

Una cosa por vez
Viva el día a día y trate de resolver un problema por vez. Muchas veces la angustia surge de la fantasía y la preocupación excesiva por un futuro lejano, que nos lleva a perder una gran parte de la energía que debemos utilizar en el presente.

No se menosprecie
Desde el momento del diagnóstico Ud. se verá frente a personas que conocen el tema con soltura, utilizan terminología complicada y dialogan con Ud. a una velocidad mayor de la que sus emociones le permiten procesar la información. Pregunte todas las veces que sea necesario, no se sienta intimidad@. No sienta que molesta ni que hace perder el tiempo, es el tiempo de y para su hij@.

Muestre emociones
No caiga en la frecuente actitud que mostrar las emociones es un signo de debilidad. No reprima lo que siente, sepa que el enojo y la amargura surgen frente a estas situaciones, y eso es normal. Revelar los sentimientos incrementa la fuerza interior, no la debilita.

Cambie la actitud
Es necesaria una actitud positiva. Sabemos que todas las situaciones tienen un aspecto positivo y otro negativo, pero frecuentemente caemos en la postura negativa que nos impide ver otros aspectos positivos de la vida que son una fuente de energía y felicidad.

PARA UD. MISM@

No se aparte de la realidad
Evite caer en el refugio de la fantasía y en creencias que lo llevan a negar la realidad por más dolorosa que sea. Reconozca que hay cosas que podemos cambiar y otras que no.

El tiempo
Estamos acostumbrados a escuchar que “el tiempo todo lo cura”, y en realidad lo único que hace el tiempo es ayudar a olvidar, lo que cura es enfrentarse al problema cara a cara, lo que cura es la verdad.

Cuídese para cuidar
Acepte que Ud. es un ser con limitaciones como todos nosotros, recuerde que debe reservar tiempo para su cuidado y descanso, sus necesidades individuales, esparcimiento, amigos, y placeres. Reserve tiempo para Ud. Recuerde que es un elemento fundamental en el sistema, si Ud. se cae, todo el sistema se resiente.

Evite la compasión y las lamentaciones
Trate de no caer en un sistema de compasión y victimismo. Muchas veces estos son los recursos para atraer la atención de otros y buscar apoyo. Esta forma es muy desgastante y nos conecta con actitudes negativas, y contrariamente a lo que pueda creer, genera rechazo en los demás.

Mantenga su vida
Es importantísimo que mantenga su rutina de vida tan normal como le sea posible. Su trabajo, otros familiares, su cuidado, su pareja, sus planes de futuro, sus actividades cotidianas

Tratar con los demás
Sepa que hay muchas personas que no van a actuar como Ud. lo espera. Esta actitud surge por temor a equivocarse o por no saber que hacer frente a los desconocidos. Hay muchas personas que no saben que hacer o decir frente a un niño con diferente. No gaste demasiada energía en interpretar estas conductas e invierta tiempo en explicar a los demás cual sería la actitud más correcta. Intente hablar claramente con los demás.

Recuerde tres cosas
1. Ud. no está sol@
2. Primero está el hij@, luego su discapacidad
3. La relación entre los padres define el bienestar de la familia

Por: Dr. Luis Villar Alvarez

Marzo 31, 2009.

Enlace

Déficit de Atención con Hiperactividad

julio 4, 2010 1 comentario

El Déficit de Atención con Hiperactividad es un trastorno que se caracteriza por falta de atención, hiperactividad e impulsividad.

Este trastorno del comportamiento se diagnostica principalmente en la infancia y es uno de los diagnósticos más comunes en esta etapa de la vida y afecta de un 3% a un 5% de los niños en edad escolar.

Aunque en la mayoría de los casos dicho trastornos se diagnostica en la edad escolar, es frecuente que se prolongue hasta la adolescencia y etapas posteriores.

La combinación de los síntomas del trastorno (niveles inapropiados de atención e hiperactividad) se presentan principalmente en varones dentro de la edad escolar, sin embargo entre las hembras adolescentes es más común los síntomas de déficit de atención y no los de hiperactividad.

Es importante tomar en cuenta que para realizar un diagnóstico los síntomas deben presentarse por un mínimo de seis meses continuos y las conductas observadas no deben corresponderse con el desarrollo evolutivo acorde a la edad el individuo.

Para diagnosticar el déficit de atención con hiperactividad no existe ninguna prueba psicométrica. El diagnóstico se realiza a través de la observación directa realizada por un psiquiatra infantil, el cual determinará que el niño padece de dicho trastorno cuando se observe un mínimo de los seis síntomas descritos más adelante. Algunos de estos síntomas pueden presentaarse antes de los seis años de edad.

Para que el diagnóstico sea válido el paciente debe presentar las dificultades o los síntomas en todos los contextos donde se desenvuelva: en la escuela, el hogar, la familia y la comunidad. Además debe presentar la disfunción en varios aspectos de su vida, como el académico, recreativo, social y laboral.

Bala Causas

Bala Trastornos que acompañan al Déficit de atención con hiperactividad

Bala Síntomas

Bala Tratamiento

Bala Recomendaciones para padres y maestros

BalaBibliografía

Maestra Venezolana Enlace

Autonomía Personal – Síndrome de Down

Autonomía, independencia y Escuela de Vida

La experiencia de vida autónoma, interdependiente y auto dirigida, exige una adecuada preparación previa, que permita a la personas con discapacidad asumir los desafíos cotidianos. Si esto relaciona con la preparación para la vida laboral, hace aconsejable una orientación vocacional que permita a cada uno elegir su propio camino.

Los  jóvenes convencionales tienen esta oferta muy frecuentemente. Pero es muy poco tenido en cuenta y menos aún ofrecido a las personas con Síndrome de Down, lo que debe tenerse en cuenta como una manera más de favorecer el logro de una mejor calidad de vida.

Mis palabras están  sostenidas por la experiencia de 41 años de vida y por lo que en los últimos tiempos,  me enseñó la convivencia en un departamento alejado de las casas familiares, con dos compañeras también adultas y con discapacidad intelectual como yo.

Esa experiencia me gustó mucho y me dio la esperanza de poder vivir en mi propio hogar, dejando la casa de mis padres.

Eso implica una gran responsabilidad,  ya que para vivir en forma independiente es necesario, tener la vivienda, sostenerla económicamente, mantenerla en condiciones de buen funcionamiento, limpieza, confort y buen gusto para su decoración.

Lograr la vida independiente y poder conservarla exige trabajar, conseguir un empleo o actividad remunerada, organizar la vida diaria, cuidar la salud, disfrutar del tiempo libre con amigos, mantener y enriquecer las relaciones familiares y seguir aprendiendo para poder disfrutar de una vida plena.

Tener un proyecto de vida plena, independiente, auto dirigida, permite además, mostrar a toda la comunidad, que las personas con necesidades tan especiales, también pueden lograr un buen nivel de desarrollo, seguir mejorando y seguir viviendo sin ser una carga para nadie y también poder ayudar a otros.

Pero para todo esto, es imprescindible tener disponibles los apoyos que cada persona con discapacidad, necesite, requiera y elija.

Apoyos de las familias, vecinos, amigos, de todos los que se sientan cerca de cada uno. Pero eso no es suficiente. Son necesarios también agentes de apoyo bien preparados, que estén disponibles en horas determinadas o cuando se los necesite.  Para que esto sea posible, es importante tener  las ayudas económicas que lo hagan posible.

Sabemos que las  personas adultas con discapacidad intelectual, pueden, desde su propia experiencia y logros de autonomía e interdependencia, ayudar a otros.  Ayudar a otros que todavía  no  han conseguido ni siquiera pensado en  comenzar  su camino hacia su vida  auto dirigida, como lo hacen tantas otras personas, más allá de que tengan  o no Síndrome de Down.

Es importante decir que todos los adultos tienen derecho a tener afectos fuera de su núcleo familiar, a formar pareja, a tener su propio hogar compartido o no, a constituir una nueva familia y a elegir cómo y con quien vivir.

Insistimos en que todo esto será posible para los adultos con Síndrome de Down,  sólo si  cuentan con los apoyos necesarios.

Hablaremos ahora acerca de los apoyos para la formación profesional.   Si ésta tiene buenos resultados, permitirá más adelante, conseguir y mantener diferentes ofertas de trabajo.

Las personas que se preparan para la vida laboral, tienen que formarse bien para después poder trabajar.

Prepararse implica elegir antes la actividad o el oficio que le interesa. Para lograr esto se necesita  tener una  buena orientación  vocacional.

Los jóvenes convencionales tienen en sus escuelas o en otros servicios, profesionales que ofrecen orientación vocacional.

En cambio, las personas con discapacidad muy pocas veces, o casi nunca, pueden elegir. Tienen que participar en los talleres que existen en la institución a la que concurren y casi sin que se tengan en cuenta sus intereses personales.

Cuando termina la etapa de formación laboral, la mayoría tiene que integrarse a talleres    protegidos de producción o centros especiales donde sus intereses o elecciones, pocas veces pueden escucharse y menos aún  atenderse.

Las posibilidades de elegir, acceder e integrarse a puestos de trabajo o empleo con  apoyo,  son todavía un logro para muy pocos.

Para que esta realidad se modifique es necesario:

  • Que las personas con discapacidad puedan elegir desde la infancia qué prefieren  y qué rechazan.
  • Que tanto las familias como los profesionales piensen en ellas como capaces de decidir acerca de sus gustos.
  • Que se los respete apoyando o re orientando sus expresiones y deseos.
  • Que se confirme así su derecho a dirigir su propia vida.

Autora: Mariana Páez Caniza

Enlace

Ver Documento Original


Software Educativo para Alumnos con NEE

La Revista PIXEL nos presenta un artículo en torno a algunos motivos por los cuales la utilización de la informática puede ser beneficiosa para los estudiantes con Necesidades Educativas Especiales, y en concreto presenta ejemplos en el uso de algunos softwares.

SOFTWARE EDUCATIVO PARA ALUMNOS CON NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES (N.E.E.)
José Sánchez Rodríguez, Universidad de Málaga (España)

El término “Necesidades Educativas Especiales” (N.E.E.), viene expresado por primera vez en el informe Warnock, publicado en el Reino Unido en 1.978. Pero, ¿qué significa realmente?. Como afirman Marchesi y E. Martín este término se aplica a los alumnos/as que presentan algún problema de aprendizaje a lo largo de su escolarización, problema que demanda una atención más específica y más recursos educativos que los que necesitan los compañeros de su edad.

Este término ha sido criticado por su excesiva amplitud y poca definición. Antes se consideraban sujetos de Educación Especial a los alumnos que presentaban déficits de carácter permanente, cuyo número es sensiblemente menor que los alumnos con N.E.E. (entre los que se incluyen a aquellos que presentan dificultades en la lectura, escritura, cálculo,… ).

Independientemente de la frontera que queramos poner a este tipo de alumnos, es obvio que el uso del ordenador con ellos (al igual que con el resto del alumnado), presenta una serie de ventajas que justifican el uso de este recurso… leer artículo completo aquí.

Escuela Inclusiva

Educación Inclusiva – SEPEC

Una Interesante propuesta en la Red

Al encontrar y visitar esta Web lo que más nos agrado es las “Publicaciones” que compartimos con todos ustedes:

Felictaciones para Adita Torres Lescano la directora de la Revista y todo su equipo de trabajo.