Archivo

Archive for 19 febrero 2010

Storyjumper: Crear Libros Digitales en Clase

febrero 19, 2010 Deja un comentario

Storyjumper es una de esas herramientas que se encuentran en la red y que son ideales para trabajar la creatividad y el lenguaje escrito con los alumnos. Permite crear pequeños libros digitales de hasta 16 páginas. Es muy intuitivo y fácil, aunque esté en inglés. Se van añadiendo páginas a la historia insertando imágenes y texto. Permite subir imágenes desde el ordenador del usuario, así que puede ser interesante para contar historias relacionadas con salidas y con las fotos que se hayan realizado en las mismas. Tiene también un buen número de escenas que podemos seleccionar para incorporar a la historia y pequeños “props” o muñequitos que se pueden añadir al texto. Tiene algunos inconvenientes, ya que  no permite embeber el producto en el blog, pero se puede enviar por correo o colocar la dirección para  que lo puedan leer otros usuarios. En definitiva una herramienta recomendable para trabajar en el aula.

Enlace a una prueba que he realizado.

De: Educación Tecnológica

Celestino Arteta

Anuncios

Libros Electrónicos para Ciegos

febrero 9, 2010 Deja un comentario

TIFLOLIBROS

Con la premisa de compartir libros en formato de texto digital, un grupo de personas ciegas crearon el  proyecto Tiflolibros. Utilizando computadoras adaptadas con un software parlante, los participantes generaron un espacio de intercambio y contacto entre gente con limitaciones visuales de todo el mundo.
A partir de la puesta en común, una gran cantidad de libros en soporte informático está disponible para la lectura por personas ciegas. Así se inició la Biblioteca Tiflolibros.

Software para Personas con Discapacidad Visual

Software Libre en la Enseñanza Informática

febrero 9, 2010 Deja un comentario

Hace ya tiempo que, en mayor o menor medida, los ordenadores han entrado en las escuelas, en los institutos, y desde luego en las universidades. En muchos casos con ellos se practican conocimientos específicamente informáticos, pero cada vez más se usan sobre todo como herramienta para enseñar otro tipo de disciplinas, o simplemente para permitir a los alumnos practicar con herramientas genéricas (ofimáticas, de consulta de web, etc.).


La inmensa mayoría de estos ordenadores utilizan software propietario, y en particular alguna versión de MS Windows y MS Office. Sin embargo, la elección de estos programas raramente es una decisión meditada, ni suele estar basada en un análisis de las opciones disponibles. Es más, en muchos casos ni siquiera los responsables de esta decisión son consientes de que existen otras opciones. Pero estas otras opciones existen, y entre ellas destaca por sus ventajas la basada en software libre. ¿Es ya hora de que el software libre ocupe en el mundo de la educación un lugar destacado?

La situación actual

La educación (reglada o no) relacionada con la informática es hoy día un monocultivo de algunas marcas de software propietario. Sin realizar en muchos casos ningún estudio previo, se elige como plataforma para la formación en técnicas relacionadas con la la informática la que se percibe como “la más habitual”. Sin pararse a pensar si esta es la mejor opción posible, se llega a confundir la introducción a la informática con un curso de introducción a cierto sistema operativo, los conocimientos sobre ofimática con el conocimiento de una cierta marca de programa ofimático, o incluso la navegación por el web con el manejo de cierto programa navegador. En general, mucha gente se ha aproximado al ordenador en un entorno donde la suposición implícita es que saber de informática es lo mismo que saber manejar ciertas herramientas propietarias, y fundamentalmente MS Windows y MS Office.

En los casos en los que esta decisión se ha tomado mediante algún tipo de proceso racional, los motivos que suelen aducirse son los siguientes:

  • Es mejor enseñar el uso de la plataforma dominante en el mercado, porque así lo enseñado será más útil al alumno.
  • Los propios alumnos piden que se les enseñe el uso de ciertos programas, y piensan que si se usan otros, los conocimientos les van a ser de menos utilidad.
  • No hay muchas alternativas, y en cualquier caso, no hay alternativas con ventajas claras sobre el uso de la plataforma dominante.

¿Son estas razones válidas? ¿Merece la pena estudiar si es posible usar otro tipo de programas para estas tareas? Mi planteamiento es que sí. Y las razones para suponerlo implican la negación de estas razones. Creo que no es mejor enseñar el uso de ninguna plataforma en particular, que sí hay alternativas, y que los alumnos pueden pedir lo que sea, pero la labor del docente es precisamente orientarles sobre este particular como parte de la formación informática que les debe impartir.

Otro planteamiento para la selección de plataforma informática

Cuando se enseña carpintería no se enseña cómo usar una marca determinada de martillos o de sierras eléctricas. Cuando se enseña a escribir no se enseña el uso de una marca de plumas o bolígrafos determinada. ¿Por qué cuando se enseña informática, sí parece razonable enseñar a usar una determinada “marca” de programas? ¿Hay razones para eso, o simplemente hemos perdido nuestro sentido común?

Yo creo que ocurre más bien lo segundo. No veo razones objetivas para que cuando se enseña informática, y especialmente cuando se enseña la informática como herramienta, deba hacerse algo distinto de lo que se hace en otros contextos. Por ejemplo, creo que debe enseñarse cómo funciona un procesador de texto en general, y no los detalles del uso de MS Word (o de ningún otro procesador de texto) en particular. Naturalmente habrá que hacer unas prácticas, y en ellas habrá que utilizar una herramienta dada. Pero en una clase de carpintería no se atenderá en las clases prácticas a los detalles de las herramientas de cierta marca, sino que se utilizarán de la forma lo más genérica posible. De la misma forma, en la enseñanza de informática deberían utilizarse las herramientas de la forma lo más genérica y reutilziable posible. Así, podría usarse MS Word para mostrar los aspectos genéricos de un procesador de texto, y para fijar las ideas que se hayan introducido en las clases teóricas (si es que hay clases teóricas).

Si las cosas se hacen de esta forma, ya no tiene mucho sentido tratar de usar la herramienta que más usuarios tiene. Lo más razonable será usar la herramienta que más ventajas docentes presente. Si al enseñanza se hace de forma adecuada, y el alumno aprende realmente el uso genérico de un tipo de herramientas, le será fácil y rápido adaptarse a un programa dado de esa categoría.

Las ventajas del software libre en la educación

Si estamos de acuerdo en este planteamiento docente, podemos pasar a ver cuáles son las ventajas docentes que presenta el software libre para la enseñanza de la informática. Entre otras, creo que las siguientes son las más importantes:

  • El software libre puede adaptarse a las necesidades docentes de un curso dado. Puede, por ejemplo, modificarse para ofrecer a los alumnos una versión simplificada. O darle una apariencia adecuada a los conocimientos del alumno (por ejemplo, similar a la de las herramientas con las que el alumno está familiarizado).
  • Si se usan programas libres, el alumno puede reproducir todo el entorno de prácticas, con total exactitud, en cualquier otro ordenador. En particular, por ejemplo, en el ordenador de su casa, donde podrá practicar cómodamente. Y todo esto, naturalmente, sin ningún problema de licencias, y sin costes extra para el alumno. Así, para cada curso se podría estampar un CD que incluya todas las herramientas utilizadas, que se repartiría a los alumnos para que saquen sus propias copias.
  • Además de las herramientas básicas utilizadas en el curso, es fácil y económico utilizar marginalmente otras similares, para que el alumno pueda experimentar con las diferencias entre herramientas parecidas. Por ejemplo, en un curso donde se enseñe a navegar por Internet, puede usarse Mozilla como herramienta básica, pero también poner a disposición de los alumnos Konkeror y lynx, para que puedan jugar también con ellos. De hecho, los alumnos interesados podrán utilizar una gran cantidad de programas, que se pueden incluir en el CD del curso, como complemento a las enseñanzas básicas.
  • En el caso de que la enseñanza sea para informáticos, para gente que puede entender (y tiene que entender) las interioridades de las herramientas, la disposición del código fuente es fundamental. Esto permite, con gran facilidad y sin problemas de licencias ni acuerdos especiales con los fabricantes, ver cómo están hechas algunas herramientas reales, de calidad comercial. Y de esta forma, enseñar con el ejemplo, que es una de las mejores formas de enseñar informática.
  • Si todo el software utilizado es libre, el docente puede ponerlo a disposición de otros docentes. De esta forma se pueden preparar paquetes, disponibles mediante Internet, que incluyan la documentación y los programas usados. Así el mismo curso podrá ser reproducido en cualquier otra parte del mundo.
  • En general, parece razonable que las entidades educativas, y muy especialmente las que se financian con dinero público, no favorezcan unas empresas sobre otras. De hecho, el favorecer a una empresa sobre otra en la educación es especialmente grave, pues da a la empresa favorecida una ventaja enorme sobre la competencia: los alumnos están formados para utilizar sus productos, y por tanto preferirán usarlos frente a los de la competencia, incluso si son peores o más caros. Con el software libre esto no ocurre, ya que cualquier empresa puede comercializar y vender servicios para cualquier producto libre. Por ejemplo, aunque hoy es Sun quien mantiene y comercializa Open Office, no hay motivos para que cualquier competidor suyo no pueda hacer lo mismo.

Como puede verse, estas ventajas del uso de software libre en la enseñaza no lo son sólo frente a un programa propietario dado, sino frente a cualquier programa propietario. Como ya se ha explicado, simplemente por el cambio de MS Office por Open Office, por ejemplo, no experimentaremos en toda su amplitud estas ventajas. Es preciso cambiar también el enfoque de la enseñanza, pasando de mostrar los detalles de un programa dado a explicar los fundamentos generales de un tipo de programas.

¿Está GNU/Linux suficientemente maduro?

Pero aún suponiendo que estemos de acuerdo en que el software libre tiene ventajas en el entorno educativo, es preciso que sea posible enseñar con él. En otras palabras, ¿hay software libre con calidad y estabilidad suficiente para poder enseñar usándolo? Y más concretamente, quedándonos en el mundo GNU/Linux, ¿está GNU/Linux suficientemente maduro como para ser una opción a la hora de elegir plataforma?

Naturalmente, la respuesta a esta pregunta depende mucho del tipo de enseñanzas al que nos estemos refiriendo. Desde hace años, es común utilizar entornos GNU/Linux para cursos de programación, sistemas operativos o redes de ordenadores en Universidades de todo el mundo. Luego en esos ámbitos, la respuesta no puede ser más que un simple “sí”. Pero… ¿qué ocurre cuando estamos hablando de clases de introducción a la informática, o de ofimática, o en general de clases para alumnos con pocos conocimientos informáticos? En otras palabras, ¿está GNU/Linux listo para su uso en cursos donde se enseña informática sólo como una herramienta?

Creo que hace unos pocos años, la respuesta a esta pregunta era un “no” rotundo, o como mucho, un tímido “a veces”. Sin embargo, hoy día estamos ya muy cerca, o hemos llegado, al “sí” rotundo. La instalación de GNU/Linux es cada vez más sencilla. Los sistemas instalación de las distribuciones actuales compiten en sencillez con cualquier otro sistema propietario, con lo que los alumnos pueden instalarse GNU/Linux en casa para practicar. Los entornos como GNOME y KDE hacen fácil el uso del sistema para los usuarios “novatos”: ya no hace falta conocer las órdenes más habituales de Unix para manejar una caja GNU/Linux. Y por fin tenemos las aplicaciones que permiten trabajar en muchos ámbitos. Por ejemplo, pueden mencionarse dos donde las cosas han cambiado claramente en los últimos años: el tratamiento de imágenes y la ofimática. En el primero, programas como el Gimp permiten la enseñanza de prácticamente cualquier concepto relevante. En el segundo, la disposición de juegos de aplicaciones como KOffice o Open Office permiten que ya se pueda aprender a manejar procesadores de texto o hojas de cálculo usando sólo software libre.

Hay que reconocer que aún hay pocas experiencias en este campo. Pero según las herramientas mencionadas se van haciendo más conocidas, y los docentes aprenden las ventajas que tiene su uso, iremos viendo cómo más y más cursos las utilizan para su parte práctica. De hecho, tengo la impresión de que el único obstáculo importante que tendrá el uso de software libre en la educación informática dentro de muy poco tiempo será el rechazo por parte de alumnos poco informados a no tener prácticas con las herramientas “líderes”, y la falsa percepción de que están recibiendo una enseñanza de segunda categoría porque los programas que usen puedan descargarlos, gratuitamente, de la red.

Para terminar…

Creo que el uso del software libre en la educación informática tiene muchas ventajas. Pero lo más importante no es simplemente cambiar en la docencia práctica un programa propietario por otro libre, sino cambiar el enfoque de la enseñanza. En lugar de enseñar los detalles del funcionamiento de un programa concreto, enseñar los fundamentos de un tipo de aplicaciones, qué tipo de cosas pueden hacerse con ellas, y cómo realizar tareas típicas utilizándolas. Si hacemos este cambio de planteamiento, que es de por sí muy deseable, el paso al uso de programas libres será más fácil, y permitirá un proceso educativo mucho más productivo.

Y en cualquier caso, si no estoy equivocado, ya hemos llegado al punto donde el entorno GNU/Linux sirve para enseñar al menos tan bien como cualquier otro. Ahora sólo hacen falta docentes que se atrevan a dar el paso que supone salirse del camino tradicional y entrar en una nueva vía. Docentes que sean capaces de repensar sus cursos, y el planteamiento de sus prácticas. Docentes que quieran ser la vanguardia de la enseñanza de informática… Y alumnos que sean capaces de aprovechar todas estas novedades.

Por: Daniel Alejandro Yucra Sotomayor

Software Libre ¿Cual Elegir?

febrero 9, 2010 Deja un comentario

Está claro que apostamos por el uso de software libre en este proyecto. Las voces a favor del software libre, en detrimento de soluciones propietarias, son cada vez más, amén de modas o actitudes politicamente correctas, que siempre las hay. Quizás en otro artículo aborde este tema.

Supuesto, o ya decidido, apostar por el uso de software libre, se plantea otro dilema, ¿Cual elegir?.

Existen numerosas alternativas libres para una misma, o parecida, funcionalidad, la elección de una alternativa en detrimeto de otra debería seguir, de forma general, y por este orden, los siguientes criterios, ( desde mi punto de vista claro ;-) ).

  • No apoyar la decisión en nuestra capacidad o habilidad técnica: Esto puede parecer obvio, pero no lo es. En muchas ocasiones queremos hacerlo todo con la herramienta que mejor conocemos o manejamos. Al final, resulta una desviación que trae más problemas que soluciona.
  • Cubrir requisitos funcionales: Una buena definición de los requisitos puede ayudar ;-) . Investigación, busqueda, prueba, ….Hasta encontrar la solución adecuada.
  • Madurez: El proyecto debe ser maduro, es decir, alguna garantía debemos tener que se continue su desarrollo. Nadie obliga a los desarrolladores del proyecto a no abandonarlo, situación que puede crear problemas serios.
  • Comunidad de desarrollo: Un amplia comunidad de desarrollo se traduce en infinidad de extensiones que permiten moldear la herramienta a nuestras necesidades fácilmente.
  • Comunidad de usuarios: Una amplia y activa comunidad de usuarios se traduce en una fuente inagotable fuente de recursos de ayuda como blogs, foros, manuales y tutoriales.
  • Preferencias personales: Bueno, en igualdad de condiciones, la solución que más nos guste.

Por: Juan Antonio – BlogsFcom

¿Qué es el Software Libre?

febrero 9, 2010 Deja un comentario


Mantenemos esta definición de software libre para mostrar claramente qué debe cumplir un programa de software concreto para que se le considere software libre.

El “Software Libre” es un asunto de libertad, no de precio. Para entender el concepto, debes pensar en “libre” como en “libertad de expresión”, no como en
“cerveza gratis” [N. del T.: en inglés una misma palabra (free)significa tanto libre como gratis, lo que ha dado lugar a cierta confusión].

“Software Libre” se refiere a la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, cambiar y mejorar el software. De modo más preciso, se refiere a cuatro libertades de los usuarios del software:

  • La libertad de usar el programa, con cualquier propósito (libertad 0).
  • La libertad de estudiar cómo funciona el programa, y adaptarlo a tus necesidades (libertad 1). El acceso al código fuente es una condición previa para esto.
  • La libertad de distribuir copias, con lo que puedes ayudar a tu vecino (libertad 2).
  • La libertad de mejorar el programa y hacer públicas las mejoras a los demás, de modo que toda la comunidad se beneficie. (libertad 3). El acceso al código fuente es un requisito previo para esto.

Un programa es software libre si los usuarios tienen todas estas libertades. Así pues, deberías tener la libertad de distribuir copias, sea con o sin modificaciones, sea gratis o cobrando una cantidad por la distribución, a cualquiera y a cualquier lugar. El ser libre de hacer esto significa (entre otras cosas) que no tienes que pedir o pagar permisos.

También deberías tener la libertad de hacer modificaciones y utilizarlas de manera privada en tu trabajo u ocio, sin ni siquiera tener que anunciar que dichas modificaciones existen. Si publicas tus cambios, no tienes por qué avisar a nadie en particular, ni de ninguna manera en particular.

La libertad para usar un programa significa la libertad para cualquier persona u organización de usarlo en cualquier tipo de sistema informático, para cualquier clase de trabajo, y sin tener obligación de comunicárselo al desarrollador o a alguna otra entidad específica.

La libertad de distribuir copias debe incluir tanto las formas binarias o ejecutables del programa como su código fuente, sean versiones modificadas o sin modificar (distribuir programas de modo ejecutable es necesario para que los sistemas operativos libres sean fáciles de instalar). Está bien si no hay manera de producir un binario o ejecutable de un programa concreto (ya que algunos lenguajes no tienen esta capacidad), pero debes tener la libertad de distribuir estos formatos si encontraras o desarrollaras la manera de crearlos.

Para que las libertades de hacer modificaciones y de publicar versiones mejoradas tengan sentido, debes tener acceso al código fuente del programa. Por lo tanto, la posibilidad de acceder al código fuente es una condición necesaria para el software libre.

Para que estas libertades sean reales, deben ser irrevocables mientras no hagas nada incorrecto; si el desarrollador del software tiene el poder de revocar la licencia aunque no le hayas dado motivos, el software no es libre.

Son aceptables, sin embargo, ciertos tipos de reglas sobre la manera de distribuir software libre, mientras no entren en conflicto con las libertades centrales. Por ejemplo, copyleft [“izquierdo de copia”] (expresado muy simplemente) es la regla que implica que, cuando se redistribuya el programa, no se pueden agregar restricciones para denegar a otras personas las libertades centrales. Esta regla no entra en conflicto con las libertades centrales, sino que más bien las protege.

Así pues, quizás hayas pagado para obtener copias de software GNU, o tal vez las hayas obtenido sin ningún coste. Pero independientemente de cómo hayas conseguido tus copias, siempre tienes la libertad de copiar y modificar el software, e incluso de vender copias.

“Software libre” no significa “no comercial”. Un programa libre debe estar disponible para uso comercial, desarrollo comercial y distribución comercial. El desarrollo comercial del software libre ha dejado de ser inusual; el software comercial libre es muy importante.

Es aceptable que haya reglas acerca de cómo empaquetar una versión modificada, siempre que no bloqueen a consecuencia de ello tu libertad de publicar versiones modificadas.Reglas como “Si haces disponible el programa de esta manera, debes hacerlo disponible también de esta otra” pueden ser igualmente aceptables, bajo la misma condición. (Observa que una regla así todavía te deja decidir si publicar o no el programa). También es aceptable que la licencia requiera que, si has distribuido una version modificada y el desarrollador anterior te pide una copia de ella, debas enviársela.

En el proyecto GNU, utilizamos “copyleft”para proteger de modo legal estas libertades para todos. Pero el software libre sin “copyleft también existe. Creemos que hay razones importantes por las que es mejor usar copyleft, pero si tus programas son software libre sin ser copyleft, los podemos utilizar de todos modos.

Visita la página Categorías de software Libre (18.000 caracteres) para ver una descripción de las diferencias que hay entre el “software libre”, “software con copyleft (“izquierdo” de copia)” y otras categorías de software se relacionan unas con otras.

A veces las normas de control de exportación del gobierno y las sanciones mercantiles pueden restringir tu libertad de distribuir copias de los programas a nivel internacional. Los desarrolladores de software no tienen el poder de eliminar o sobrepasar estas restricciones, pero lo que pueden y deben hacer es rehusar el imponerlas como condiciones de uso del programa. De esta manera, las restricciones no afectarán a actividades y gente fuera de las jurisdicciones de estos gobiernos.

Cuando se habla de software libre, es mejor evitar términos como: “regalar” o “gratis”, porque esos téminos implican que lo importante es el precio, y no la libertad. Algunos términos comunes tales como “piratería” conllevan opiniones que esperamos no apoyes. Visita la página Palabras y frases confusas que vale la pena evitar, donde encontrarás una discusión acerca de estos términos. También tenemos una lista de traducciones de “software libre” a varios idiomas.

Por último, fíjate en que los criterios establecidos en esta definición de software libre requieren pensarse cuidadosamente para interpretarlos. Para decidir si una licencia de software concreta es una licencia de software libre, lo juzgamos basándonos en estos criterios para determinar si tanto su espíritu como su letra en particular los cumplen.
Si una licencia incluye restricciones contrarias a nuestra ética, la rechazamos, aun cuando no hubiéramos previsto el problema en estos criterios.
A veces un requisito de una licencia plantea una situación que necesita de una reflexión minuciosa, e incluso conversaciones con un abogado, antes de que podamos decidir si la exigencia es aceptable. Cuando llegamos a una conclusión, a veces actualizamos estos criterios para que sea más fácil ver por qué ciertas licencias se pueden calificar o no como de software libre.

En los últimos tiempos, gracias al esfuerzo de miles de programadores independientes de todo el mundo, ha ganado mucho terreno en el campo de la informática personal, siendo el sistema operativo preferido por millones de particulares, aunque su popularidad no alcance aún la de Microsoft Windows. Lo que no significa que no exista software libre compatible o que también trabaje en entornos windows.

Las principales bazas de GNU/Linux son su estabilidad y su fiabilidad. No por ello, está carente de aplicaciones para el común de los mortales que desea usar el ordenador para las tareas más sencillas como escribir un documento de texto o mandar un correo electrónico. Aquí van algunos ejemplos de los programas más conocidos:

  • Mozilla: un navegador web moderno, desarrollado principalmente por la empresa Netscape, con soporte para las últimas tecnologías, que incluye, además, programa de correo electrónico, cliente de IRC y editor avanzado de HTML para la creación de páginas web
  • KDE y GNOME, dos entornos de escritorio con una presencia excelente y llenos de funcionalidad. Son muy recomendables para los usuarios que dan sus primeros pasos con GNU/Linux. Facilitan el acceso a los archivos, sistemas de menús, un aspecto común para todas las aplicaciones, asistentes para impresión, etc.
  • Apache: el servidor web más utilizado en los servidores de Internet, aproximadamente el 65%.
  • GCC: la colección de compiladores de GNU para C, C++, Objective C, Fortran, Java y Ada.
  • GNUpg: herramienta de privacidad para las comunicaciones, que permite cifrar el correo electrónico así como todo tipo de ficheros.
  • The Gimp: The GNU Graphic Manipulation program. Un gran editor gráfico. El logo superior está hecho con él y de hecho se tarda bastante poco tiempo. Eso sí el manual es más gordo que cualquier libro de la carrera. ¡Más que el Malik! En el mundo del software libre es normal que exista una gran variedad de programas copitiendo entre ellos para que el usuario pueda elegir: de correo electrónico (Nautilus, KMail,mutt), navegadores web (Mozilla, Konqueror, Galeon), «suites» de oficina (OpenOffice.org, KOffice), editores de texto (Emacs, VIM, joe, pico), motores de bases de datos (PostgreSQL, mySQL), reproductores de audio (xmms, splay) y de vídeo (xine, avifile, xanim), correctores ortográficos (ispell, aspell) y un largo etcétera.
  • Si deseas descargar alguna distribución Linux utilice este enlace de inicio.
  • Obtenido de: http://www.gnu.org
  • Consejos de los Expertos para Realizar Presentaciones Efectivas

    febrero 7, 2010 Deja un comentario

    Crear presentaciones impactantes no es nada fácil hoy en día, cuando la sociedad es bombardeada constantemente con información de todo tipo. La cultura occidental se está moviendo rápidamente desde la información escrita y verbal hacia el dominio de la imagen y la comunicación visual. Los números y las letras continúan y continuarán siendo el principal medio para expresar y registrar información, pero su absoluto dominio está cediendo el paso al avance de la información visual [1].

    En los documentos impresos, el lenguaje ha sido el elemento principal y los factores visuales se han considerado como secundarios o de soporte. Actualmente, en los medios de comunicación prima lo visual y lo verbal simplemente complementa. Nuestra cultura verbal se ha movido hacia lo icónico al punto que la mayoría de lo que sabemos y aprendemos, lo que compramos y en lo que creemos, lo que reconocemos y deseamos, está determinado por la imagen fotográfica que hace eco en la psiquis humana [2]. Es urgente que los estudiantes desarrollen sus capacidades para trabajar adecuadamente con entornos visuales como la multimedia y que reconozcan cuando un dato debe presentarse en forma visual y cuando en forma descriptiva con palabras y números.

    Presentamos a continuación una serie de ideas propuestas por expertos en el tema para que sirvan como guía del maestro en la formación de los estudiantes en la realización de presentaciones efectivas.

    Más sobre el Tema…

    Recopilado de Eduteka

    Mouse Controlado por el Pie

    febrero 4, 2010 Deja un comentario

    El Ingeniero Antonio Sacco nos sorprende de nuevo con el “Mouse de Pie”, una útil adaptación de un mouse común y corriente que será de mucha utilidad para una persona con Necesidades Educativas Especiales.

    La adaptación fue ideada por Sergio Ruau, quien se basó en una idea para el uso del mouse de Pablo Fernández (Pablo vive en Mar del Plata, Argentina, y utiliza un mouse óptico colocado en la nuca que controla con  movimientos de su cabeza).


    Antonio es un Especialista en Informática Aplicada a la Educación y está muy comprometido con la Educación Especial por eso comparte con todos nosotros el documento con las especificaciones respectivas, él  se encarga también de redactarlo y editar un video con los usos respectivos.

    Este Mouse de Pie es de mucha ayuda para las personas que, debido a una limitación física o sensorial, no pueden manejar los periféricos estándar de una computadora, suelen valerse de dispositivos llamados ayudas técnicas. (Documento Completo).

    Esperamos que se de utilidad para todos ustedes.

    Hasta la próxima Oportunidad.